Salón De Té

Situado en el corazón del centro histórico cerca de la gran plaza se encuentra un salón de té acogedor de estilo ‘Directoire’ con influencias venecianas. Una chimenea y un parquet de cuadros harán que su estancia sea de lo más agradable. Las lámparas y la iluminación de pared, de cristal veneciano, le harán retroceder en el tiempo, hacía esa bella época de aquellos tiempos.

El salón de té es un verdadero éxito. Un lugar dónde sirven diariamente y sin descanso, salvo los martes, gofres y panqueques frescos recién hechos. Tampoco se puede perder los pasteles hechos en casa.

La espacialidad de la casa son los panqueques normandos, sí o no caramelizados. Además, también se puede disfrutar de una cerveza de abadía y/o regional.